La caja de la memoria: antología poética se presenta como la publicación definitiva que trata de recoger una buena parte del legado poético-musical que Daniel «Astur» Vega (Oviedo, 1953-Valencia, 2010) nos brindó. Una suerte de final del camino en el que, además, tuve el honor y la oportunidad de aportar mi granito de arena con una introducción a sus canciones y partituras. La presentación oficial del libro fue el 16 de junio de 2019, dentro de la programación de la Feria del Libro de Gijón/Xixón, en una sesión titulada «Canción de autor: sinergias entre música y literatura», siendo el poeta y presidente de CLAVEJuan Luis Bedins, el encargado de acercar -de forma apasionada- su figura al público asistente.

Integrantes de la mesa sobre canción de autor: Miriam Perandones, Juan Luis Bedins, Eduardo G. Salueña y Toli Morilla

Que hoy podamos disfrutar de la obra poética de Daniel Vega se debe, en gran parte, a la constancia y dedicación de su albacea, Mª Juana Aucejo. Así, entre 2012 y 2019, vieron la luz cuatro publicaciones de su obra póstuma. La primera fue Emanaciones-Nude (Hipálage, 2012), que también incluía las letras de sus Cuatro canciones para otros (uno de sus últimos testimonios musicales, sin llegar a ver la luz más allá de una maqueta casera) y una entrevista en la que tuve la fortuna de intervenir cuando colaboraba en la revista Renacer Eléctrico. Seguidamente, en 2018, se publicaron Arderencia. Una elegía del siglo XXI  El sueño insomne. El primero dedicado a su esposa, fallecida joven a los pocos años de su matrimonio; el segundo, en palabras del propio Bedins (quien prologa el poemario), es una «cosmología orientada hacia un reconocimiento de nosotros mismos en la infinitud del universo, y del arcano mayor de la noche. Nosotros contemplamos pero también somos contemplados por los fuegos estelares».

La primera vez que Mª Juana me habló de su intención de darle forma a La caja de la memoria fue en una de sus visitas anuales a Asturias, en 2012, invitándome amablemente a participar con un texto introductorio a la obra musical a incluir en la edición: letras y partituras de algunas canciones de sus discos publicados (el LP La noche que precede a la batalla y su single El manzano), además del fragmento «Cae la nieve» de su inédita Suite a Asturias. En su faceta poética, La caja de la memoria es una revisión y ampliación de sus poemas primigenios, Algario La infancia en las hullas minerales (ambos publicados por la editorial Vitruvio en 2002 y 2005, respectivamente), concebida en sus constantes tránsitos entre Valencia y Asturias en sus cinco últimos años de vida. Destaca en esta nueva versión de La infancia en las hullas minerales la inclusión de una sección llamada, precisamente, «La caja de la memoria», y que remite a una renovada evocación de Asturias.

Como despedida, un recuerdo. Conocí personalmente al cantautor, periodista y poeta Daniel Vega en el año 2007, después de intercambiar con él varios correos electrónicos a causa de mi interés por su trabajo discográfico La noche que precede a la batalla (Fonomusic, 1976). En aquel momento estaba desarrollando un trabajo de investigación sobre rock progresivo en Asturias que acabó materializándose en uno de los capítulos centrales de mi tesis doctoral. Tan solo dos años antes, la discográfica Dro East West incluía el disco de Daniel en su relación de remasterizaciones de la «Serie Gong», por lo que pudo disfrutar de una segunda vida en el mercado discográfico nacional, teniendo una especial visibilidad en su tierra natal gracias al apoyo del diario La Nueva España y de periodistas como Chus Neira. También autores como Fernando González Lucini, Sergio Guillén Barrantes o Andrés Puente Gómez supieron valorar la labor musical de Daniel Vega, haciendo referencia a su obra en distintas publicaciones bibliográficas y situando su trabajo en el mapa nacional de la canción de autor y del folk/rock experimental. Daniel estaba lleno de proyectos y tenía una renovada ilusión por retomar su carrera musical, tras una intensa labor periodística (incluyendo corresponsalías por distintos países de Hispanoamérica) y empresarial, pero la muerte le (nos) sorprendió demasiado pronto. Siempre le recordaremos.